Dolor de muelas: qué es y cómo tratarlo 

¿Has tenido alguna vez dolor de muelas? Es una causa muy común entre nuestros pacientes. El dolor de muelas viene producido por algún nervio dañado en la pulpa dental. Vamos a ver qué puede ocasionar ese dolor, cómo prevenirlo y sus tratamientos.

Para empezar a conocer de dónde viene el dolor de muelas, necesitamos conocer qué es la pulpa dental. Brevemente, la pulpa dental es el tejido del diente que contiene los nervios, los vasos sanguíneos y el tejido conectivo. Se encuentra dentro del diente y se extiende desde la corona del diente hasta la punta de las raíces, de ahí que sea el causante del “dolor de muelas”.

¿De dónde viene el conocido “dolor de muelas”?

El dolor de muelas se produce por una inflamación de la pulpa también denominada pulpitis. Puede ocurrir en uno o varios dientes y es causada por bacterias que invaden la pulpa del diente, provocando su hinchazón.

Hay dos tipos de pulpitis, una reversible y otra irreversible.

  • La pulpitis reversible se refiere a casos en los que la inflamación es leve y la pulpa del diente permanece “sana” como para salvarla y tratar la inflamación.
  • La pulpitis irreversible puede provocar un tipo de infección llamada absceso periapical, se desarrolla en la raíz del diente y provoca la formación de una bolsa de pus en la zona. Es importante tratar este tipo de pulpitis ya que la infección puede extenderse a otras partes, como los senos nasales o el hueso alveolar.

¿Qué síntomas provoca?

Como decimos, el principal síntoma de la pulpitis es el dolor que, con frecuencia, empieza repentinamente y el malestar puede ser leve o muy agudo dependiendo del tipo que sea. La pulpitis reversible suele provocar un dolor más leve y producirse sólo al ingerir alimentos, mientras que, el dolor asociado con la pulpitis irreversible suele ser más severo y puede alargarse durante todo el día.

Otros síntomas que puede ocasionar pueden ser;

  • Inflamación de la zona
  • Sensibilidad al ingerir alimentos (fríos y calientes)
  • Sensibilidad a los alimentos muy dulces.
  • Infección
  • Fiebre
  • Ganglios linfáticos
  • Mal aliento y por lo tanto, mal sabor de boca

Todos estos síntomas deben tratarse de inmediato para controlar el dolor e infección en el menor tiempo posible. La pulpitis se produce cuando en las capas protectoras del diente (esmalte y dentina) se ven comprometidas y dejan pasar a bacterias, que son las causantes de la inflamación. De ahí que sea tan importante la visita al dentista. Cualquier cosa que aumente el riesgo de caries o tener ciertas afecciones médicas, como diabetes, puede aumentar el riesgo de pulpitis.

¿Qué tipo de tratamientos existen?

El tratamiento de este tipo de infecciones depende del tipo de pulputis que sea. En caso de ser una pulpitis reversible, se llevará a cabo el tratamiento para la causa que provoca la infección, es decir, si la pulpitis la provoca una caries, al eliminar el área cariada y restaurar la zona, el problema estaría solucionado.

Mientras que, la pulpitis irreversible, el odontólogo puede llevar a cabo dos tratamientos, dependiendo del estado del diente. Una opción es la eliminación del nervio del diente afectado e intentar salvar el diente mediante un procedimiento llamado endodoncia. Si este tratamiento no puede llevarse a cabo por el estado de la pieza, será necesario extraer todo el diente.

¿Cómo tratarlo?

Para calmar el dolor, la mejor opción es acudir a consulta para que determine qué tipo de afección puedes tener e indique el tratamiento especifico para ello. En el caso de existir pulpitis es importante tratarla temprano para que no llegue a ser irreversible.

Todos hemos escuchado alguna vez la expresión “es peor que un dolor de muelas” y conocemos lo molesto que puede llegar a ser. En Morales Cerveza estamos a tu disposición para solucionar cualquier problema bucal y puedas disfrutar de tu sonrisa.

Post a Comment