¿Cepillo eléctrico o manual?

Seguramente te habrás preguntado en más de una ocasión si te conviene más un cepillo de dientes eléctrico o uno manual y si los primeros son realmente más eficaces que los segundos.

Desde Morales Cervera nos gustaría resolver tus dudas explicándote cuáles son las características del cepillo eléctrico y qué ventajas presenta frente al manual.

Lo primero que debes saber es que ambos tipos realizan un trabajo eficaz y te permiten mantener una buena salud bucodental. Sin embargo, está comprobado que los cepillos eléctricos aportan una serie de beneficios que no garantiza un cepillo manual.

VENTAJAS DEL CEPILLO ELÉCTRICO

La principal ventaja de los cepillos eléctricos es que ayudan a reducir con más eficacia la placa bacteriana, evitando enfermedades como caries y gingivitis. El cepillo manual no llega a todos los rincones de nuestra boca, por lo que en ocasiones se pueden quedar restos alimenticios entre los dientes, que provocan inflamación y sangrado de encías.

Además, este tipo de cepillos contienen un mecanismo de control de la presión que ejercen sus cerdas sobre los dientes. De esta manera, el riesgo de abrasión y erosión de la superficie del diente es menor. Es importante que tengas en cuenta que realizar un mal cepillado manual y ejercer mucha presión sobre los dientes puede limar su esmalte.

El incremento del tiempo de cepillado es otra de las ventajas que ofrecen los cepillos eléctricos. Se ha comprobado en más de una ocasión que las personas que utilizan este tipo de cepillos están más tiempo limpiando sus dientes. Algunos cepillos eléctricos poseen un sistema acústico que garantiza un cepillado de dos minutos de duración, lo recomendado por las organizaciones de salud.

¿CUÁNDO USAR CADA TIPO DE CEPILLO?

A pesar de que el cepillo eléctrico es una elección, hay determinadas situaciones en las que su uso se vuelve imprescindible. Este es el caso de las personas con discapacidad, que en ocasiones necesitan ayuda para mantener su higiene personal. Así, el cepillado es más confortable, eficaz y practico para ellas y para las personas que los cuidan.

El cepillo eléctrico también es un producto ideal para las personas que tienen las encías dañadas debido a un cepillado agresivo.

En algunos momentos es más recomendable usar un cepillo manual. Por ejemplo, si acabas de someterte a una cirugía en la que te han dado puntos de sutura, ya que te da el control de la velocidad y el cuidado para cepillar la zona sensible.

Este tipo de cepillos también son recomendables para ti si llevas ortodoncia, así como para los más pequeños, porque hay más variedad de tamaño para su boca y sus manos.

Si estás pensando en cambiar de cepillo, uno eléctrico puede ser una gran opción para ti. Te recomendamos acudir a tu dentista de confianza si no te decides y aún tienes dudas sobre qué es lo mejor para tu salud bucodental.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Post a Comment