Todo sobre el hilo dental

El hilo dental se inventó a principios del siglo XIX, ha ido evolucionando con los años hasta convertirse en un útil de uso diario muy recomendado por todos los dentistas. Sirve tanto para eliminar la placa bacteriana como para prevenir la gingivitis y la halitosis. Su principal beneficio es que permite la limpieza de huecos inaccesibles. Por supuesto, nunca debe sustituir al cepillado.

Desde Morales Cervera vamos a darte consejos sobre como utilizarlo y qué tipos de hilos dentales hay.

Un uso adecuado del hilo dental se puede llevar a cabo en tan solo cinco pasos:

1. Corta un trozo de entre 43 o 50 cm, enrolla cada extremo en cada dedo anular de tus manos.

2. Introduce con cuidado el hilo dental en la zona que hay entre los dientes.

3. Mueve el hilo dental contra la superficie lateral del diente con suaves movimientos en forma de C. De esta forma arrastrarás todos los restos de comida.

4. Retíralo con cuidado, siempre moviéndolo de atrás hacia delante.

5. Según se vaya ensuciando el hilo dental vas desarrollando el restante que has enrollado en tus dedos.

Debes tener en cuenta que si no has usado hilo dental nunca antes es posible que al principio puedas sentir ciertas molestias. Y hasta es posible que las primeras veces las encías te puedan llegar a sangrar. Eso sí, es importante que si este sangrado de encías del que te hablamos se alarga en el tiempo más de una semana acudas a tu odontólogo. No es un hecho normal y podría tararse de una gingivitis.

Como último consejo te recomendamos enjuagarte la boca después de utilizar el hilo dental. Así eliminarás cualquier resto de suciedad que pueda quedar tras el raspado interdental.

Un punto muy a favor del hilo dental es que existe una gran variedad y podemos elegir el que más se adapte a nuestros dientes. Aunque esto también nos puede llevar a una confusión al no saber cual debemos usar. Por ello, a continuación, vamos a comentar cada tipo de hilo y sus características.

Super Floss

Está diseñado espacialmente para pacientes con ortodoncia o puentes fijos.

Multifilamento

Este hilo está formado por múltiples filamentos como indica su nombre. Son los más económicos, pero también son los que más fáciles se deshilachan. Se encuentran tanto con cera como sin ella, y puedes elegir el sabor que más te guste.

Monofilamento

Es el hilo contrario al anterior, de un solo filamento. Es más resistente, y aunque algo más caro se desliza con más facilidad entre los dientes.

Con cera

Se desliza con más facilidad entre los dientes. Y al tener cera los filamentos del hilo se mantiene más tiempo agrupados.

Sin cera

Recomendable sobre todo para personas que tiene bastante espacio entre los dientes. Al contrario que el hilo dental con cera que es para personas con poco espacio entre las piezas dentales.

 

En resumen, el hilo dental es un imprescindible en nuestra salud bucodental. Debemos usarlo por lo menos una vez al día o por supuesto, si tienes tiempo y ganas, después de cada comida como hacemos con nuestros cepillados diarios.

Post a Comment