La importancia de una buena salud dental en la infancia

Tener una buena salud dental durante nuestra infancia es realmente importante y necesario. Ya que tanto de adulto como de niño pueden surgir distintos problemas dentales.

Algunos de las enfermedades más frecuentes en esta etapa son las caries. Según un estudio de la Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP), la caries es la patología crónica más habitual en la infancia. Para evitarla conviene que el niño siga una adecuada higiene bucodental desde su nacimiento.

Desde Morales Cervera vamos a explicarte los hábitos que los pequeños deben seguir en cada etapa. Ya que las necesidades no son las mismas para un bebé recién nacido que para un niño de mayor edad.

Desde el nacimiento hasta los 2 años

Destaca por la erupción de los dientes temporales, más conocidos como dientes de leche.

La salud de la boca es importantes desde bebés, por eso, se recomienda que después de alimentarle se cepille las encías de manera muy suave con agua y un cepillo especial para bebés con cerdas suaves. O enjuagárselas con un paño limpio un poco humedecido.

En el momento que el primer diente aparezca se puede empezar a cepillar siguiendo la rutina de un adulto, con un cepillo adaptado a su edad. Al igual que la pasta de dientes, que deberá consultar con su médico si puede contener flúor o quizás sea mejor esperar un par de años más.

Entre los 2 y los 6 años

En esta etapa por lo general los niños ya tienen todos los dientes de leche.

Se recomienda que a esta edad los niños se comiencen a hacer cargo de su higiene dental, así como que comprendan la necesidad de llevarla a cabo. Para ello, será muy importante crear un hábito. Puede ser con recursos con que los padres se cepillen a la vez que el niño, con juegos, canciones…

El cepillado deberá realizarse al menos dos veces al día, preferiblemente mañana y noche, e intentando que dure dos minutos. El cepillo tendrá que ser especial para que se adapte a la mano y boca del niño, con un cabezal pequeño y filamentos suaves.

Sería ideal que los padres repasaran diariamente el cepillado de sus hijos ya que probablemente la limpieza del pequeño no sea del todo eficaz.

Entre los 6 y los 12 años

Durante estos años los niños tienen una dentición mixta, comienza la erupción de los dientes definitivos. A partir de los seis años se estima que los niños ya pueden controlar el reflejo de la deglución y de escupir. Por ello, se puede ir introduciendo poco a poco el uso del colutorio.

El cepillado deberá continuar siendo supervisado por los padres y repasado cuando sea necesario.

Como hemos dicho, los dientes de leche con el paso del tiempo van a ser reemplazados, pero durante estos años intervienen en funciones muy importantes que marcan al niño. Como la masticación, la respiración, el habla o la estética, además, su pérdida prematura puede afectar de manera negativa a la salida de los dientes permanentes. Por eso, es necesario mantener una buena salud dental en la infancia.

En resumen, para asegurar una buena salud dental en nuestra infancia es es fundamental realizar una higiene bucal adaptada a las necesidades de cada edad. Además los niños también deben visitar a su odontólogo periódicamente.

 

 

 

 

Post a Comment