¿Qué es el desgaste dental?

El desgaste dental se produce con el paso del tiempo, como el resto del cuerpo los dientes también envejecen. Se convierte en un problema cuando ese desgaste se produce de forma prematura. Y a largo plazo puede favorecer su fractura, la aparición de caries y sensibilidad ante los cambios de temperatura. En resumen, el desgaste de nuestros dientes es la pérdida gradual del esmalte, capa dura traslúcida compuesta por hidroxiapatita, que los recubre y protege.

Este problema de desgaste bucodental afecta a la mitad de población. Desde Morales Cervera vamos a contarte las tres grandes causas a las que se puede deber. 

Erosión

Se da sobre todo en personas mayores. Se produce por el roce entre dientes ocasionado por los movimientos circulares de la mandíbula. El bruxismo es una patología que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula. Y un factor importante que interviene en la erosión y desgaste desmesurado de los dientes.

Abrasión

El desgaste dental tiene lugar por la acción del reflujo gástrico, medicamentos y alimentos especialmente ácidos sobre el esmalte dental.

Oclusión

La mala posición de las piezas dentales provoca roces entre los dientes provocando un desgaste entre ellos.

Fricción

El desgaste bucodental se puede producir por un cepillado demasiado agresivo con cepillos con cerdas muy duras.

 

Podemos ser conscientes del desgaste dental en nuestra boca si observamos que el color de nuestros dientes se vuelve más amarillo o fisuras en la superficie dental. Si es más grave incluso fracturas o pérdida de piezas. Además de por supuesto, tener una consecuencia directa y clara con la estética de nuestra sonrisa.

El desgaste dental se puede ralentizar siguiendo algunas medidas sencillas como llevar una buena alimentación, acudir periódicamente a nuestro dentista, mantener una higiene bucal adecuada, un correcto cepillado, evitar bebidas y alimentos ácidos

Si nuestro odontólogo considera que la situación es los suficientemente grave intentará atajar el problema del desgaste dental con dos tratamientos.

-Ortodoncia:

Se toma esta decisión cuando la causa del desgaste es la oclusión. La ortodoncia se encargará de corregir las malposiciones dentarias, y evitará el roce entre dientes.

-Férula de descarga:

Este caso se produce cuando la causa es el bruxismo. La férula se encarga de evitar apretar nuestros dientes de manera involuntaria para evitar el desgaste de las piezas.

 

En casos muy graves donde el desgaste dental es muy severo la única solución será la colocación de coronas o carillas dentales.

Por todo esto, es importante cuidar nuestra boca desde la alimentación hasta las técnicas de cepillado. Unos malos hábitos pueden acabar dañando nuestra estructura dentaria. Y por supuesto, acudir a nuestro odontólogo periódicamente en cuanto notemos algún cambio de los anteriores u otro cualquiera en nuestra boca.

 

Post a Comment