Consejos para combatir la sensibilidad dental

Consejos para combatir la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es una de esas molestias más habitual de lo que pensamos y que viene provocada por factores externos. Así, el frío, el calor, el dulce o el ácido, o simplemente cepillarse los dientes, puede provocar que sintamos esa molestia en nuestra dentadura.

Pero, ¿por qué sentimos sensibilidad dental? Ocurre cuando quedan expuestos los tubos microscópicos que se sitúan en la capa del diente que está debajo del esmalte, una vez que este se ha desgastado. Así, esa sensibilidad llega cuando se estimulan las células ubicadas dentro de los tubos.

Además, los cambios bruscos de temperatura hacen que puedan aparecer pequeñas grietas, lo que permite que el calor o frío extremo lleguen de manera directa a los nervios que hay debajo del esmalte, lo que provoca esa sensibilidad dental.

Este problema es más común de lo que puedas pensar, por eso, desde Morales Cervera te dejamos una serie de consejos que ayuden a combatir la sensibilidad dental.

Higiene dental

Lo más esencial es llevar una correcta higiene dental, lo que puede ser más difícil si se sufre de sensibilidad dental. Por eso, para tratar este problema, debes utilizar productos específicos como un cepillo para sensibilidad o pasta dentífrica y colutorios no abrasivos.

No abusar de alimentos ácidos

El ácido que contienen algunos alimentos pueden desgastar tu esmalte y provocar esas grietas que provoquen ese dolor intenso y repentino. Si consumes este tipo de alimentos, lo que debes de hacer para una menor sensibilidad dental es contrarrestar esos efectos con alimentos que te protejan el diente, como los lácteos.

Huir de cambios de temperatura bruscos

Cuando consumes helados o alimentos y bebidas muy calientes tus dientes se expanden o contraen, dando lugar a pequeñas grietas. Esas grietas, con el tiempo, pueden hacerse más grandes y dejar expuesto el nervio.

Evitar los palillos

Otra de las causas que estimulan esa sensibilidad dental es provocada por objetos que nos metemos en la boca y dañan nuestro esmalte. Algunos de ellos son los palillos dentales o los bolígrafos y lapiceros que muchas veces nos metemos en la boca de manera automática.

Utiliza bien tus dientes

Como hemos señalado en otras ocasiones, a menudo utilizamos nuestros dientes como herramientas para cortar o abrir algunos elementos, lo que provoca que nuestros dientes sufran presiones a las que no están acostumbrados.

Visita a tu dentista

El consejo más importante para combatir la sensibilidad dental te lo dará tu dentista u odontólogo, quien conocerá tu problemática y te dará soluciones personalizadas.

Post a Comment