Consejos para cepillarse bien los dientes

¿Cómo cepillarse bien los dientes?

La sonrisa es nuestra carta de presentación al mundo y, para tenerla impecable y generar una gran primera impresión, es esencial cepillarse los dientes de manera correcta.

Desde pequeños nos enseñan cómo hacerlo, pero con el paso de los años relegamos esta tarea al fondo del saco y nos cepillamos los dientes de manera automática y rápida, muchas veces para cumplir el expediente. Esto provoca que, aunque nos hayamos cepillado la dentadura, se queden restos de alimentos.

Por ello, desde Morales Cervera queremos que no dejes de lado tu salud bucal y retomes un correcto cepillado de tus dientes para que tu salud oral sea la mejor posible. Y es que con un poco cada día se consiguen grandes resultados a la larga.

¿Qué tengo que hacer para cepillarme bien los dientes?

Para empezar, hablemos de la periodicidad con la que debemos realizar esta acción. Lo ideal sería hacerlo después de cada comida, pero con cepillarse los dientes, al menos, dos veces al día durante, como mínimo, otros tantos minutos es suficiente. Con ello, mantenemos nuestra dentadura limpia.

Ahora, veamos cuales son los pasos correctos a dar para cepillarse bien los dientes. Tal y como aconseja la Fundación Dental Española, para facilitarte el trabajo, lo ideal sería que te imaginaras tu boca dividida en cuatro sectores, en los que debemos emplearnos a fondo durante 30 segundos en cada uno de ellos. Además, recomiendan comenzar por el sector de arriba a la derecha, para después ir con el de arriba a la izquierda izquierda, siguiendo por el sector de abajo a la izquierda y terminando por el sector de abajo a la derecha.

Pero… ¿qué técnica sigo?

Para un correcto cepillado de los dientes tienes que realizar la limpieza diaria llevando el cepillo desde la encía hasta el diente, y no al revés. Esto es así porque así expulsas la suciedad en vez de llevarla hacia tus encías.

Lo ideal es colocar el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados con las encías y hacer movimientos suaves y cortos hasta cubrir la totalidad de la superficie del diente. Para ello, debemos cepillarnos las tres caras visibles del diente: interna, externa y la expuesta a la masticación.

Además, más allá de los dientes, es muy importante cepillarse la lengua, dado que es un foco de placa bacteriana. La lengua se debe cepillar de dentro hacia fuera.

Para terminar, aconsejamos que la pasta dentífrica que tenga flúor, además de completar la limpieza bucal con hilo o con un cepillo interdental, lo que hará que el resultado sea perfecto.

Post a Comment