todosobreperiodontitisguiapráctia

Todo sobre la periodontitis: guía práctica

Hablamos de enfermedad periodontal cuando se da una infección grave en las encías. Se emplea tanto para una enfermedad más leve, gingivitis, como para la enfermedad más grave, la periodontitis. Esta afecta tanto al tejido blando de las encías como al hueso que sostiene los dientes, que poco a poco se va destruyendo. Aunque la periodontitis es una enfermedad dental frecuente, puede prevenirse.

Desde Morales Cervera vamos a explicarte cuáles son sus síntomas para que los puedas identificar y qué es lo que se hace cuando a un paciente se le diagnostica periodontitis. 

Esta enfermedad aparece generalmente cuando no hay una higiene bucal suficiente. En nuestra boca se acumulan más de 700 tipos de bacterias y partículas alimenticias, lo que conocemos como placa. La mayor parte es inofensiva, pero si no se elimina regularmente con el cepillado puede ser muy dañina y causarnos una periodontitis.

La acumulación de placa produce una respuesta inflamatoria en nuestras encías, será el primer indicio de periodontitis. Si esto no se trata en un primer momento, la placa puede llegar a endurecerse convirtiéndose en sarro, y esto ya no se puede eliminar solo con el cepillado. 

Las bacterias nocivas pueden continuar creciendo en los espacios que hay entre la encía y el diente creando bolsas. Esto hará que la infección se extienda, la periodontitis se agrave y cause un daño en el hueso de la mandíbula que puede acabar con la pérdida de alguna pieza dental.

No es necesario que lleguemos a esto para saber que podemos tener periodontitis. Cuando nuestras encías están sanas, son firmes y de color rosa pálido, y por supuesto se ajustan perfectamente a los dientes. Si notamos algunos de los siguientes síntomas es posible que estemos desarrollando periodontitis, por lo que deberíamos contactar con nuestro odontólogo.

  • Encías inflamadas o hinchadas, de color rojo brillante o violáceas. Sensibles al tacto o que sangren con facilidad
  • Encías que se retraen de los dientes 
  • Mal aliento
  • Dientes flojos
  • Dolor al masticar

Al detectar alguno de estos signos además de acudir a tu profesional de confianza, es muy posible que tengas periodontitis. Debes evitar el tabaco y comenzar a tener una buena higiene dental. Tu odontólogo te realizará una limpieza profesional en la que raspa la placa y sarro acumulados, y pule los dientes para evitar que vuelva a aparecer.

En los casos más graves de periodontotis se pueden llegar a prescribir antibióticos, y hasta acabar en una cirugía de las encías. El dentista puede levantar o recortar la encía para limpiar la placa y sarro de la superficie de la raíz y luego pulir la zona.

Lo más importante es que podemos evitar la periodontitis, así como muchas otras enfermedades dentales, solo con cepillarnos los dientes al menos dos veces al día, usando hilo dental a diario y yendo a nuestros controles dentales periódicos.

Post a Comment