Limpiezas dentales, ¿por qué sí?

Todos sabemos lo importante que es tener una boca sana. Nos cepillamos los dientes a diario y usamos hilo dental, pero por muy concienzudos que seamos siempre hay zonas de difícil acceso que no conseguimos limpiar de la mejor manera. La única forma de tener unos dientes realmente limpios es realizarte periódicamente limpiezas dentales.

Los odontólogos recomiendan hacerse una o dos limpiezas bucales al año. Es una de las intervenciones dentales más sencillas y su único objetivo es eliminar las manchas, la placa y el sarro acumulados en nuestra boca, sobre todo en la línea de la encía. Pero además tiene otra función, y no menos importante, la limpieza dental también puede ayudarnos a prevenir enfermedades. Por ello, a veces se le otorga el nombre de profilaxis dental.

Desde Morales Cervera vamos a explicarte en qué consiste una limpieza dental y que pasos se siguen en ella.

Lo primero es descartar que haya alguna enfermedad periodontal, a continuación se comienza la limpieza dental eliminando la placa de la superficie con un raspador. A las zonas más escondidas a las que nos hemos podido llegar con un simple cepillado se accede con un instrumento de ultrasonidos. El sarro es fácil de encontrar ya que anteriormente se nos ha puesto una solución que tiñe nuestra placa bacteriana y gracias a una lupa se puede ver con facilidad para así retirarla.

Tras esto, algunos dentistas utilizan un chorro de agua a presión con bicarbonato especial para quitar las posibles manchas que haya en nuestros dientes. A esto, también se le puede sumar un último repaso con hilo dental, antes de que el dentista empiece a pulir los dientes con una pasta dentífrica especial con un doble objetivo: que la superficie de nuestros dientes quede completamente lisa y darles un tono más blanco.

La limpieza dental acabará aplicando una fluorización, y si tenemos las encías muy hinchadas también aplicará un gel antiinflamatorio. Las limpiezas dentales nunca dañarán el esmalte de nuestros dientes, y siempre bajo la prescripción de tu odontólogo puedes realizarte tantas como sean necesarias. Aunque sí, debemos reconocer que pueden llegar a ser molestas si tus dientes y encías están más sensibles.

Importante es que siempre que quieras realizarte una limpieza dental acudas a los mejores profesionales. Ni los auxiliares de clínica ni los protésicos dentales están cualificados para llevar a cabo este proceso. Una mala limpieza puede acarrear graves problemas en tu boca, por ello solo higienistas y dentistas son aptos para realizar una limpieza bucal.

Post a Comment