Descubre todo sobre la hipoplasia dental

¿Alguna vez has oído hablar de la hipoplasia dental? Se trata de una enfermedad que hace que los dientes pierdan parte de su esmalte. Es una alteración que suele producirse en la etapa de desarrollo del diente, momento en el tiene lugar la formación del esmalte.

En Morales Cervera  creemos que es necesario conocer la existencia de esta afección para poder corregirla a tiempo. Por eso, en esta entrada te explicaremos sus causas, consecuencias y tratamiento

HIPOPLASIA DENTAL: CAUSAS Y CONSECUENCIAS

La hipoplasia dental surge durante la etapa de desarrollo de la estructura del diente. Al ser una enfermedad que se origina durante el crecimiento, los expertos afirman que algunas de sus causas son la malnutrición, una infección o una enfermedad que afecta a su correcta formación. Sin embargo, no se puede conocer con exactitud el motivo concreto que la originó, por lo que es importante que acudas con regularidad a tu dentista de confianza.

A pesar de que no se puedan determinar sus causas exactas, es importante que conozcas sus consecuencias. Esta enfermedad daña el esmalte dental, así como la capa protectora del diente. Es decir, tus dientes quedarán más expuestos a agentes externos y a sufrir enfermedades periodontales o caries.

Además, tiene connotaciones estéticas como manchas blancas o marrones y surcos en los dientes. Estas señales pueden ser poco visibles o muy evidentes, haciendo que nuestros dientes tengan un aspecto deteriorado.

TRATAMIENTOS PARA LA HIPOPLASIA

Afortunadamente, hay diferentes tratamientos. Éstos varían en función del grado de desarrollo de la enfermedad.

  • Sellado dental: se utilizan cuando las consecuencias son muy leves y protegen la parte del diente afectada por la hipoplasia
  • Blanqueamiento dental: cuando las manchas que aparecen en los dientes son blancas se lleva a cabo este tratamiento. Así, el color de los dientes se vuelve más uniforme.
  • Microabrasión dental: este tratamiento se utiliza en manchas severas. consiste en pulir la capa del esmalte dañada, eliminando la mancha y rellenando con composite la parte pulida.
  • Carillas o coronas dentales: a esta solución se recurre cuando el daño es muy severo.
  • Implantes dentales: se trata del último recurso al que recurrir. Lo más recomendable es que se conserven los dientes del paciente. Sin embargo, cuando el deterioro de la pieza está muy avanzado, ésta es una solución muy efectiva.

El tratamiento más efectivo es acudir asiduamente a tu dentista de confianza. De este manera, localizarás a tiempo la enfermedad y el tratamiento será más leve.

Post a Comment