Cómo cuidar tus dientes en verano

Todos esperamos la llegada del verano porque viene acompañado de las deseadas vacaciones. Playa, piscina, comidas con amigos, días en familia, viajes… durante estos días nos relajamos y rompemos con nuestra rutina diaria. El problema es que lo hacemos también con nuestra higiene dental. Nos olvidamos de cuidar nuestros dientes en verano.

Y descuidar nuestra boca durante estos meses puede traernos varios problemas, el principal las caries. Que puede llegar a afectar a nuestra encías si la placa se acumula en la base de las piezas dentales y termina formando sarro.

Desde Morales Cervera te vamos a dar una serie de pautas y recomendaciones para que durante estos meses de verano protejas tus dientes.

Beber mucho agua

A parte de ser una forma de hidratarnos del calor extremo, el agua equilibra el pH de la boca. Te puede servir como enjuague después de las comidas. Aunque vayas con prisa, si puedes, es preferible un rápido cepillado.

Buena dieta

Consumir ciertas frutas y verduras, como por ejemplo las manzanas, nos ayudan a limpiar nuestra boca. Atacan la placa bacteriana, estimulan las glándulas salivales y aporta nutrientes y vitaminas.

Ojo: si consumes zumos de cítricos, te recomendamos beberlos con la ayuda de una pajita, ya que ayudará a la desmineralización de nuestros dientes que producen estas bebidas.

Chicles sin azúcar

La mayoría de las veces, los usamos como recurso después de una comida cuando no podemos lavarnos los dientes con normalidad. Para ello, no deben contener azúcar, ya que su uso entonces sería contrario a lo que pretendemos.

Un chicle sin azúcar puede equilibrar el pH de nuestra boca, producir mayor cantidad de saliva y eliminar bacterias. Eso sí, en cuanto puedas no te olvides de cepillarte los dientes.

Helados y granizados

En verano todos buscamos consumir bebidas y alimentos fríos que nos hagan contrarrestar las altas temperaturas. Muchas veces no somos conscientes de que estos favorecen a nuestra sensibilidad dental. Esto quiero decir que nuestra boca está sufriendo por el contraste de temperatura.

Por lo tanto, consumir alimentos y bebidas frías sí, abusar de ellos no. Y más si notamos molestias.

El cloro de las piscinas

El agua de las piscinas se trata con productos químicos como el cloro, que perjudica el esmalte de nuestros dientes. Tiene un pH superior al de nuestra saliva, lo que favorece que manche nuestros dientes. Aunque seguramente no fueras a hacerlo, nosotros te lo recordamos, no bebas ni te enjuagues la boca con agua de la piscina.

Actividades al aire libre

Durante el verano suelen aumentar los accidentes que afectan a nuestra boca. Normalmente se resumen en dientes rotos, sobre todo en niños. Si esto ocurre se debe acudir de inmediato a un odontólogo, las primeras horas son importantes para salvar la pieza dental.

Las recomendaciones no son demasiadas, ni muy difíciles. Siendo conscientes de cada una de ellas se pueden poner en práctica con facilidad y disfrutar de una buena salud dental durante el verano.

Añadiremos un detalle más. Llevar siempre un kit de viaje de limpieza dental, aunque no es lo más recomendable para el día a día este tipo de cepillos nos pueden ayudar en verano.

Post a Comment