Consejos para cuidar de tus dientes esta Navidad

Consejos para cuidar de tus dientes esta Navidad

El final del año es un momento que se disfruta entre amigos y familia. Y ya sabemos que celebrar en compañía siempre lleva consigo comidas copiosas y que se repiten con asiduidad. La Navidad es el momento gastronómico por excelencia, y nuestros dientes se pueden resentir. Desde Morales Cervera pensamos en ti y te dejamos una serie de consejos para que tu dentadura no sufra los excesos.

Son fechas en las que pensamos poco en nuestra salud física y mucho en la salud de nuestro alma. Y la boca y la dentadura es la puerta de entrada, tanto para alimentos como para todo lo bueno que sentimos en Navidad. Por ello, hay que estar alerta y tenerla bien cuidada para disfrutar de esta época entre risas, abrazos y brindis.

Este cambio de rutina en nuestra alimentación puede contribuir a nuestra sonrisa y hay que mantener a raya el exceso de azúcar o no dejar de lado nuestra rutina de higiene bucal.

Cepilla tus dientes

Aunque parezca una obviedad, en Navidad, con tantas comidas y tan poco tiempo, a veces descuidamos el cepillado de nuestros dientes. Este ha de producirse, como de costumbre, después de cada comida -unas 2 o 3 veces al día-.

Colutorio e hilo dental

En Navidad tendemos a comer de forma abundante y a que estas comidas sean muy variadas. Son muchos los alimentos que trituramos y deglutamos, por lo que conviene complementar el cepillado de dientes con la utilización de hilo dental o de un colutorio que ayude a eliminar cualquier rastro de alimento.

Ojo con los dulces

Comienzan esos consejos que menos gustan, que son los de controlar lo que comemos en Navidad. En este caso, y como hemos dicho otras veces, hay que tener a los dulces bajo control. Con el turrón se sabe cuando se empieza pero no cuando se acaba. Pero nuestros dientes pueden sufrir por su alto contenido en azúcar, lo que puede acabar en caries.

Las bacterias originadas por las caries se nutren de esos azúcares que se concentran en las bandejas de Navidad y que tanto cuesta mantener alejadas. Asimismo, hay que tener cuidado tanto con los turrones duros como con los blandos. Los primeros porque pueden fracturar tus dientes, y los segundos porque se pueden pegar a nuestros dientes y dañar las encías. Algo que puede tener peores consecuencias si se lleva ortodoncia.

Menos bebidas carbonatadas y alcohol

En Navidad nuestros dientes también sufren porque aumentamos el consumo de bebidas carbonatadas. Estas dañan nuestro esmalte al llevarse su calcio y dejar a los dientes desprotegidos.

El alcohol es otro de los enemigos de estas fechas por la misma causa que lo anteriormente explicado. Si hay que elegir, que sea un tinto, que daña menos que el blanco o el champán. Un truco para que estas bebidas afecten menos a nuestros dientes es ingerirlas por medio de pajitas.

El marisco, muy rico pero peligroso

Si hay un alimento estrella en nuestras mesas esta Navidad ese será el marisco. Frutos del mar que se convierten en manjar al llegar a la mesa. No es que el marisco sea malo para los dientes, sino que estos moluscos, cuando se intentan abrir o partir con los dientes pueden provocar fracturas por su dureza. Así pues, es desaconsejable utilizar los dientes como herramientas, y se recomienda utilizar utensilios especiales que dejen nuestros dientes intactos.

Qué comer

A pesar de que no se trata de quitarse de ningún alimento o bebida sino de ingerirlos con moderación, es recomendable, para que las consecuencias de la Navidad no sean fatales, ingerir alimentos ricos en proteínas, calcio, proteínas o flúor.

El té, el aceite, el queso… son muchos los alimentos aliados que llevarte a la boca y que contribuyen a proteger tus dientes.

En definitiva, unos días intensos para disfrutar de los nuestros sin perder de vista la salud de nuestros dientes. Algo fácil con estos consejos que harán que todo salga perfecto una vez que la Navidad pase.

Post a Comment